Partido Conservador Colombiano

La organización de los que fueran los partidos políticos se inicia con la conformación de dos bandos en torno a las figuras del Libertador Simón Bolívar y del General Francisco de Paula Santander. En la correspondencia de Bolívar, dirigida a Sucre resulta premonitorio un párrafo en el cual reza: “Nos atacan porque somos conservadores” Agrupados los unos en el movimiento conocido de los “liberales moderados”, que apoyaron la candidatura de José Ignacio de Márquez quien ocupó la Presidencia de la Nueva Granada entre 1837 y 1841, tras superar en votos las candidaturas del general José María Obando y de Vicente Azuero. Al ganar Márquez, el General Santander y sus seguidores que se hacían llamar “liberales radicales”, y los que habían apoyado al candidato Azuero, se convirtieron en férreos opositores del Gobierno, en el Congreso el general Santander proclama “el sagrado derecho a la insurrección”, lo que deriva en la sangrienta guerra civil, conocida como la Guerra de los Supremos que acaudilla José María Obando, implicado en el asesinato del mariscal Antonio José de Sucre, el presidente Márquez llama a los bolivarianos-conservadores en su apoyo, lo que le da un carácter de orden a su gobierno y de defensa de los principios que van a fundamentar la actividad política del conservatismo, y gracias a ese concurso los conservadores ganan la guerra e instauran instaurar los primeros diez años seguidos de paz en Colombia.

En plena guerra asume la presidencia el general Pedro Alcántara Herrán, quien se presenta al Congreso y declara que con la constitución vigente no puede gobernar. Así que el Congreso acoge su propuesta de reforma y se aprueba la Constitución de 1843 que recoge los ideales bolivarianos y conservadores que adopta el centralismo y los principios de orden y legalidad.. Sobre esa Constitución comentaba Rafael Núñez: “La Constitución de 1843 vino a reemplazar a la de 1832, que era moderadamente central. Estableció un Poder Ejecutivo nacional vigoroso, con derecho de veto sobre los actos legislativos, y una extensa lista de autorizaciones y prerrogativas, que hacían del encargado del poder, así concebido, un verdadero monarca constitucional’’.

En 1848, en un discurso que fue intensamente aplaudido por sus colegas, Julio Arboleda, formidable ideólogo y mártir de la causa, en la Cámara de Representantes proclama por primera vez la creación formal del Partido Conservador, un año más tarde, Mariano Ospina Rodríguez y José Eusebio Caro elaboraron un documento que denominaron “Programa Conservador de 1849” que apareció en el periódico “La Civilización” del jueves 4 de Octubre de ese año. Más que un programa lo que ellos concibieron fue un verdadero manifiesto que contenía el ideario fundamental del conservatismo. “Somos Conservadores –pronunció Caro- y así nos llamamos con orgullo porque hay mucho que conservar. Hay que conservar al individuo, hay que conservar la dignidad de la persona humana, hay que conservar la familia, hay que conservar la propiedad, hay que conservar el derecho, hay que conservar la justicia, hay que conservar la sociedad, hay que conservar la República”.

En su primer gobierno el general Tomás Cipriano de Mosquera, se presenta como ministerial-conservador y defensor del legado Bolivariano, orienta un gobierno progresista que establece la navegación a vapor por el Río Magdalena, contrata la construcción del Ferrocarril de Panamá y efectúa notables reformas económicas y sociales. La división conservadora y la amenaza de los artesanos armados, impiden el triunfo cantado de Cuervo como sucesor conservador de Mosquera, dando lugar al gobierno de José Hilario López, al que domina el sector revanchista de Obando y los radicales de Morillo Toro, ambos bandos lo hacen un virtual titere y desde el Congreso aprueban la funesta expulsión de la Compañía de Jesús.

Modifican la Constitución y avanzan al gobierno centro-federal, que con el tiempo influirá en la separación de Panamá, enervada por numerosas guerras civiles. Los conservadores son maltratados en el gobierno de López, por lo que se levantan y van a la guerra civil. Derrotado el general Borrero y los Ospina en prisión, sale al exilio Julio Arboleda. Por tanto, el general Obando, amnistiado por Mosquera, regresa al país y es elegido presidente sin contendor conservador, dado que los conservadores no gozaron de garantías. En el gobierno de Obando se estrena la Constitución de 1853, que deblita el poder presidencial y lleva a la impotencia su gobierno, al que combaten los radicales desde el Congreso. El general José María Melo, se convierte en el hombre fuerte del régimen. Al dejar mal herido al cabo Quiroz, bajo el temor de ser juzgado por el Congreso y destituido del Ejército, se confabula con Obando y da el golpe de Estado del 14 de abril de 1854. Desde el cuartel ejerce el gobierno y desata una formidable persecución contra conservadores y liberales que se oponen a la dictadura. Al amenazar los artesanos con quemar las notarias y exigir empréstitos forzosos a los conservadores pudientes,, se produce una reacción contra el gobierno que encabeza Mosquera, junto con José Hilario López y en la que se destaca como caudillo militar Julio Arboleda. Melo es derrotado y juzgado por el Congreso, en prisión con Obando, ambos gozan de las garantías legales de las que privaron a sus opositores.

Para terminar el mandato de Obando, es elegido el jurista conservador Manuel María Mallarino, que vuelve al gobierno nacional de corte conservdor, que le devuelve la paz a Colombia.

¿Cuándo se creó el Conservatismo Colombiano?

Hacia 1837 se conformó un movimiento político alrededor de la figura de José Ignacio de Márquez y fue conocido como los “republicanos moderados”. No existía un programa pero se les reputaba como creyentes católicos, partidarios de la autoridad y del orden. En 1840 se inició una guerra civil que ayudó a perfilar a los futuros partidos. En 1843 se aprobó una Constitución que sentó las bases de una República Unitaria, con gobierno central fuerte, base de la estabilidad.

¿Fue Bolívar el fundador del Partido Conservador?

En muchos temas el Libertador fue el inspirador del pensamiento conservador: el realismo político contra la teoría; su rechazo al federalismo y el apoyo a la creación de una República Unitaria; la defensa de la religión, el apoyo al orden, logrando mediante gobiernos fuertes y estables que apliquen estrictamente la Constitución; la necesidad de fortalecer a los municipios y a la descentralización del poder.

¿Fue Santander opuesto a las ideas Conservadoras?

En algunos aspectos Santander pensaba como conservador, por ejemplo en la defensa del orden jurídico, la necesidad del gobierno central y de la autoridad. Santander no tenía las ideas liberales de Don Florentino Gonzáles, ni la de Vicente Azuero, pero por sus enfrentamientos con el Libertador fue constituyendo un grupo de amigos que más tarde crearon al partido liberal.

¿Quiénes fundaron el Partido Conservador?

Aun cuando ya existía un movimiento político que los enemigos denominaban los “godos”, no se había escrito un documento que resumiera el pensamiento de esa agrupación. Mariano Ospina Rodríguez y José Eusebio Caro elaboraron un documento que denominaron “Programa Conservador de 1849” y que apareció en el periódico “La Civilización”. Más que un programa lo que ellos concibieron fue un verdadero manifiesto que contenía el ideario fundamental del conservatismo, inspirado principalmente en los filósofos clásicos, Platón y Aristóteles, y en los pensadores cristianos como San Agustín, Santo Tomás y Suárez. También recibieron la influencia de los padres de la emancipación de las colonias norteamericanas en 1776 y de la revolución francesa, particularmente en lo referente a las libertades y los derechos humanos. Finalmente, el pensamiento político del Libertador pesó mucho en la configuración del programa político de 1849.

¿Cuál fue la influencia del Conservatismo Inglés?

Más que la influencia puede hablarse de coincidencias, pues Edmundo Burke, principal inspirador de las doctrinas conservadoras en Inglaterra, publicó sus obras en la misma época del programa conservador colombiano, a mediados del siglo XIX. No se sabe si Ospina y Caro estudiaron las ideas de Burke.
El Partido Conservador cree en la religión como factor de espiritualidad y de armonía del individuo y de la sociedad. El conservatismo cree en la existencia de un creador del universo, alrededor del cual gira el pensamiento filosófico del cristianismo y nos alimentamos de las doctrinas morales y sociales del catolicismo, pero no somos un partido clerical o confesional, sino una asociación política independiente. Religión y política pueden coincidir pero cada uno tiene su esfera de actividad propia, que mutuamente debe respetarse.

Fuente: http://partidoconservador.com/el-partido/historia/

,
0
Me gusta 
0
No me gusta 
0
visitas: 1,670
,
0
Me gusta 
0
No me gusta 
0
visitas: 1,947
,
0
Me gusta 
0
No me gusta 
0
visitas: 1,720